Racoon Obsession – Day 2

Lo primero que he tenido que hacer es buscarme la enemistad con mis vecinos al dejar la tapa del cubo de basura abierto. Buscarme enemigos entre mis vecinos no es lo más conveniente cuando lo que quieres es, precisamente, hacer amigos. Pero ese es el precio a pagar. El caso es que para poder ver a mis amigos los mapaches primero debo permitirles que rebusquen en la basura.
Dejando la tapa del contenedor abierta me permitió verles a las 20:30. Eran 3 y no entiendo todavía la relación entre ellos; pero es curioso ver el comportamiento de estos mamíferos que, creía, estarían algo más acostumbrados a la presencia humana.
Lo primero que hice fue coger el flash y montarlo en el pie, pero rápidamente me di cuenta de que eso no funcionaría, ya que es imposible acercarme a ellos a menos de 10m y el flash se pone a dormir después de dos minutos y no me puedo acercar a encenderlo ya que los animales son conscientes de mi presencia y se marchan. Y así fue, de modo que tuve que maquinar otra estrategia. Decidí poner el flash en la cámara con el difusor y me escondí detrás del coche. 5 minutos después aparecieron de nuevo pensando que me había ido y, al asomarse, tomé la siguiente imagen.
Lejos de ser la mejor imagen que hay por ahí de estos animales, esta es la mía. Poco a poco iré subiendo otras mejores conforme vaya conociéndolos más y aprendiendo sobre su comportamiento.
De momento lo dejamos debido a la nieve, pero tengo ganas de ver con qué me sorprenden estos peluches.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer